martes, 25 de marzo de 2008

Cálidos Susurros

A veces quisiera esconder mis palabras y todas esas letras que se esparcen cual poema entre la hierba, a veces siento que sobra tanto, pero que nada es suficiente, que nada cae en un pequeño pequeño mundo, sin embargo vuelve a caer todo. A veces es necesario volver a sentir para encontrar las huellas que marcaron el sendero del corazón

Entre las miradas que se pierden, no se lograr el encuentro con la certeza, que gritan en la serenidad de un cielo lleno de silencios, esos que alcanzan a rozar el alma.

Solo intento entender que cada cuento es único y cualquier deseo se convierten en gloria, son jardines de tiempos nuevos y prosas a medio terminar. De tarde en tarde, el calor va haciendo estragos en las sonrisas serias que no tienen la posibilidad de encontrar la Cima del Cielo.

Principito
Desde mi Principado para el Mundo
Publicar un comentario