lunes, 31 de enero de 2011

Vida en Cajas

0002972971HH-1920x1440 Tal vez hoy te hayas levantado con las mejores ganas de hacer todo y pareciera que donde pasas van floreciendo tus huellas. Puede que la alegría colme inmensamente tu corazón, limpio de paranoias, que te convierten en la persona más dichosa del mundo; aunque ello signifique que mañana tal vez no puedas sentir la misma plenitud… O puede que te enfrentes por fin a la vida.

Puede que en algún momento de esta existencia descubras la realidad y dejes de ver las cosas como eran. Puede que entiendas que las referencias que usas también cambiaron, y aunque intentes buscar la salida, volverás a mirar el cielo que te cobija… para encontrar respuestas. Con la misma efectividad, de alguien que deja de tener niños corriendo en su interior, apuestas a un futuro que florece con otros, pero que ya no es tuyo.

Otras dudas se convertirán en sueños, en grata contradicción con una sonrisa pasajera que llama a miramientos. Cuando descubras que asoma la finitud de la vida, también sabrás donde caen los años, donde muere el sol, donde el amor se vuelve una necesidad. En el mismo lugar donde podrás descubrir la simpleza de un alma completa, que corre delante de cualquier decisión.

P r i n c i p i t o “Desde mi Principado para el Mundo
Publicar un comentario