domingo, 12 de febrero de 2012

Balance

He aprendido tantas cosas, muchas de ellas me han servido para crecer y para poder avanzar, pero también me han servido para descubrir que existe el mañana, los sueños y la fuerza que mueve el mundo.
Reconozco que he olvidado a muchas personas y muchas experiencias, esperando siempre un mañana que se abre para mí.

Gusto de amar intensamente, tengo pesadillas que prefiero no contar y miedos guardados en mis bolsillos. Me gusta salir a caminar y que la brisa fresca renueve mi espíritu, no me gusta el poder y creo que mi vida pasa de de ser una vida normal. 

Tengo una gran fascinación por el mar, tanto o más que los bosques, tengo muchos gatos que alegran mis días y conservo un grado de locura, que procuro controlar. No me gusta levantarme temprano y odio la mentiras, me encanta leer y descubrir mundos opuestos, irreales y simples. 

Me aburre internet, tengo días de mal humor y un gran oído para escuchar. Soy capaz de conseguir paz interior y nunca me ganado un premio de lotería. Me gusta viajar y no acostumbro a tomar desayuno.
De vez en cuando me baja la nostalgia, pero mi orgullo es mayor. No me gustan las despedidas y me da pena el año nuevo. No me gusta estar de cumpleaños y la Navidad es mi época especial, nunca he volado en helicóptero y me gusta tomar café en buena compañía.

Tengo alguna fobia, a veces hablo solo y otras veces me respondo. Guardo algún amuleto, creo que somos dueños de nuestro destino y conservo algún placer culpable. Valoré muchas cosas mientras hacia este “post” y desearía que las horas no pasaran tan rápido.

Publicar un comentario