jueves, 9 de marzo de 2006

Corazón Herido

princiipito.blogspot.comEn un corazón herido corre la muerte por su venas, el desahogo cree ser su mejor amigo, pero en su interior, el frío y el dolor están allí, danzando y celebrando su victoria. Si bien un corazón vendado no puede ver la esencia del hombre, ni lo más bello del alma, un corazón herido... ¡No puede Amar!

Tal vez suene un poco fuerte, y es que una vez que ha sido rasgado y despojado de lo más hermoso, el corazón no tiene la fuerza para levantarse y así suspirará sobre su mundo hecho cenizas.

En medio de la noche buscará la venganza y se aliará con el odio, para olvidarse del verdadero sentido de la vida, pero cuando logre entender que aquello no volverá y por más que lo intente no será igual, solo entonces dejará de auto-mutilarse y abrirse a la esperanza.

Al final, puede que se parezca mucho al corazón vendado y es que ambos se ciegan, pero el primero es inmóvil, en cambio el segundo puede ser vengativo y lo que es peor... puede morir en su pena, pues verá el amanecer como una constante puesta de sol y unicamente pensará en lo que ya no es más.

Principito
Desde mi Principado para el Mundo

Publicar un comentario