viernes, 7 de julio de 2006

Aqui Estoy

Como una estela de luces viaja la imaginación a través del tiempo, aquel bendito regalo que se esconde en medio de una realidad encallada en medio del océano de la vida. A veces la pretensión de ver más allá, de alcanzar una meta que no es fácil se nos vuelve una desesperación que nos ahoga y nos sume en el más profundo olvido de la vida.

Nuestras lágrimas secas, miran como el mundo gira, como nos sentimos perdidos en medio de un suelo mojado, que nos parece injusto, que nos parece ilógico y que nos hunde poco a poco.

Tendido en la hierba y mirando el azul cielo, las estrellas coloradas y un verde sol, miro un amplio camino de muchos colores, de muchas esperanzas y de muchos sueños; la claridad de nuestro sentir siempre ha estado en nosotros y siempre estará allí, para que muchos la vean y caminen junto a nosotros, para acompañar esa confusa forma de estar aquí y ahora.

El pequeño príncipe ha abierto sus ojos y así ha iniciado un gran viaje a través de su alma y así ha encontrado sueños e ilusiones que ha guardado en una gran caja.

¡Esta es la forma más bella de despertar!

El Pequeño Príncipe
Desde mi Principado para el Mundo
Publicar un comentario