viernes, 21 de diciembre de 2007

Las Navidades Pasadas

Muchos han perdido el espiritu de las fiestas, esa magia que envuelve el nacimiento del redentor en un humilde pesebre, se han dejado de lado palabras tan fuertes como perdón, sanación, redención y sobre todo el amor... Se esconden tras miles de regalos "materiales" y fuertes gastos... Se olvida la sencillez de una tarjeta de saludo, de una cena hecha con amor, de un pino decorado en familia, se olvida.... y de a poco se va matando el espiritu de la navidad.

Dónde queda esa NAVIDAD que nos hace llorar, que nos hace reir que nos hace sentir y que nos hace amar, donde quedan esas palabras sinceras, esas oraciones simples, esos cantos de gratitud, esos versos del corazón.

Tratemos de llenar nuestro corazón de buenos sentimientos para estas fechas y sobre todo de hermosas emociones, no dejemos que el consumismo nos invada, que los regalos oculte esa bella pesebrera que se encuentra junto al pino de navidad.

La navidad no es solo de los niños, si no de todos los himbres de buena voluntad que viven intensamente cada momento y disfrutan estas fechas como aquella navidad que pasó.

Principito
Desde mi principado para el mundo
Publicar un comentario