miércoles, 9 de enero de 2008

El Encanto de las cosas

Sobre al agua del mar se siente el suave calor, sin pensar en las horas que corren y que nos van atando en el hoy, donde aún quedan las ilusiones del ayer y las esperanza del mañana. Esa magia que conmueve los sueños y deja sola la libertad.

Aún hoy, queremos esperar ese encuentro, los motivos para llevarnos a la dulce nostalgia de esperar que otro día llegue, en esa tarde que resplandece entre las pasión primera y el amor seguro... En esa tarde que se vive el recuerdo.

Mientras pones las narices entre las rosas para disfrutar de lo más simple, las pequeñas cosas que encantan jugando como tiernos secretos que no se ven.


Principito
Desde mi principado para el Mundo
Publicar un comentario