viernes, 8 de agosto de 2008

Entre el Amor y la Costumbre

principito.blogspot.com(Hice este ensayo hace mucho tiempo, hoy quiero volver a compartirlo, con los mismos sentimientos de aquel día, que lo disfrutes...)
Durante nuestra vida vamos a encontrar muchas personas que logran cumplir nuestros ideales, personas que llenen todas las expectativas y que poéticamente devuelvan las ganas de vivir, se encontrará también a seres que hacen palpitar el corazón a mil y con sólo verlos producen la sensación de tener muchas mariposas revoloteando en nuestro estómago y a nuestro alrededor.

Pero pasado un tiempo las mariposas se vuelven pequeñas polillas que van carcomiendo el corazón y quien diga que no es cierto, ¡miente!... Porque mientras más logremos conocer a alguien, menos van a ser sus encantos; Porque al ver que es tan igual, o peor que nosotros, se apaga toda esa luz de un principio.

Entonces ¿Dónde está la gracia de conocer a gente de la que nos vamos a desencantar?... ¿Ya tienen la respuesta?... ¿aún no?... Pues bien, la gracia está en que el ser humano es adaptable, pero por sobre todo “un animal de costumbre”, bien lo decía Antoine De Saint Exupery en el “El Principito
“... No puedo jugar contigo -dijo el zorro-, no estoy domesticado. ¡Ah perdón! -dijo el principito. Pero después de una breve reflexión, añadió: ¿Qué significa "domesticar"? [...] -Es una cosa ya olvidada -dijo el zorro-, significa "crear vínculos... "[...] Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos y no te necesito para nada. Tampoco tú tienes necesidad de mí y no soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si tú me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo... “
Cuando se reduce a los demás a nuestro sentir, pasan a forman parte de nuestra vida, por eso es tan difícil poder terminar una relación, enojarse con el mejor amigo o con tus mas cercanos, por que sin querer hemos caído en la trampa del corazón, el amar sin medida, desinteresadamente y lo que es peor... Ciegamente.

Pero al final, qué otra opción nos queda, más que caer en las manos del amor y la costumbre; porque "Hasta el peor amargado del mundo amó y lo sigue haciendo en secreto..."

Principito
Desde mi planeta una ventana al Mundo
Publicar un comentario