martes, 12 de agosto de 2008

(Por Amor...)

principito.blogspot.comNo retrases encuentros, ni escatimes afectos, la persona es un milagro enmarcado en el tiempo, piensa que cada persona tiene un mundo de soledad y silencios que el pudor no le permite compartir. Ten en cuenta que silencios prolongados pueden ser llamadas urgentes de auxilio.
No enjuicies actitudes y situaciones, el otro es un misterio, limitate a aceptarlo con amor. No te afanes en buscar consensos, las personas son inéditas admite mas bien las discrepancias, pues aportan riqueza. Utiliza la palabra con verdad y prudencia, ilumina con tu saber, pero no quieras imponer criterios, tu esperanza en el otro condiciona su crecimiento, será lo que esperes de él en la medida de tu esperanza.
Rompe el temor con la ternura y concédele espacio a la palabra, entrega dilatadamente el regalo de tu tiempo y ten la certeza que en ocasiones no es nuestro decir el que salva, sino la escucha silenciosa del que ama. Ten la humildad de mostrar tus límites y aceptar el consejo que te entregan.
Aprende a perdonar, si amas de verdad, sentirás más el daño que el otro se causó con la afrenta, que tu propio dolor, tú eres el otro; si lo abandonas, olvidas o desprecias te pierdes para siempre. No te defiendas de amar con razones o por temor es Dios quien pide amor por ti. No retardes el amor de Dios con tu desidia.

Principito
Desde mi Planeta una ventana al Mundo
Publicar un comentario