sábado, 20 de diciembre de 2008

Saludo 2008

En este mes de Diciembre del dos mil ocho, cuando estamos a las puertas de un nuevo comienzo, cuando la luz del sol es ya poniente, deseo compartirles mis más cordiales parabienes a cada uno de ustedes.

Las Navidades pasadas nos han dejado ese dulce sabor a miel y chocolate, nos han hecho volver a creer en el amor y el perdón, nos han hecho saber que alegría está en el dar y el compartir, que cada nuevo día es un nuevo amanecer.

¡Esta es la Noche! Es la marcha hacia la luz del sol, el tiempo de reabrir el corazón, extender sus lazos a través del tiempo y dejar plasmado, en los días que vengan, el camino de una vida llena de hermosas marcas que quedan en el corazón, el grito del coro que va construyendo la esperanza. Que al fin, nos unan nobles sentimientos, deseos de hacer un mundo mejor, de construir una humandidad más justa y digna para todos.
Que el Señor, que que nos pide un lugar para nacer, pueda convertir cada tristeza en estrellas, las penas en alegrías y la soledad en deseos de amar, que acompañe cada nuevo día y les colmé de un Dos Mil Nueve lleno de nuevos cantos.

¡Muchas Felicidades... !

Principito
Desde mi Principado para el Mundo
Publicar un comentario