miércoles, 25 de febrero de 2009

"MIÉRCOLES DE CENIZA"


(Cuarenta días, cuarenta reflexiones sobre lo Cotidiano,
el Amor, la Vida, Dios, el hombre, el sacrificio.)

VELASDesde el alba comienzan a crujir los campanarios, muchos de ellos llaman a vivir la vida, a sentir la pasión, a contemplar los misterios ocultos de una Fe que guía y conmueve. Es la mañana del Miércoles de Cenizas, los ramos que celebraron la alegría, arden en el fuego abrazador de una ceremonia intensa, simple y aterradora.

Es el día de inicio de los cuarenta días más largos del año, una rememoranza de la vida en el desierto, tan íntima y tan personal; como cuarentena de dolores y flagelaciones, de culpas, pecados que transitarán en el atardecer. No es un camino fácil, no es un encuentro mágico que cura las dolencias y facilita la vida, no es la cura a los maleficios, no es el día de perdón gratuito, de ayunos mortificantes... Es el alma que reflexiona buscando caminos de crecimiento y esperanza, que ayuna espiritualmente y no le hace daño a los demás.

Es extraño ver y pensar, como los medios de comunicación y el mundo en general, facilitan y destacan información acerca del inicio del ramadán, con su historia su cobertura, sus hechos y van aislando, mutilando e incluso matando parte de nuestra tradición cristiana. Si bien no todo es sacrificios y penas, tampoco son caminos de rosas y jazmines. Aprendamos a vivir este tiempo, con los ojos en la meta de una Semana Mayor para toda la vida.


Principito
Desde Mi Principado para el Mundo
Publicar un comentario