domingo, 12 de abril de 2009

Ha vencido la luz...

"...Como bajan la lluvia y la nieve desde el cielo, y no vuelven allá, sino después de empapar la tierra, de fecundarla y hacerla germinar, para que dé semilla al sembrador y pan al que come..." (Isaías 55, 10)

Los corazones se iluminan durante esta noche, El más dulce sabor inunda la calma del sábado, tras las sombras de una historia de dolor se difuminan y terminan apagándose frente a los potentes cantos de la alegría y el perdón, entre notas de una música sacramentada y la majestuosidad del momento es el canto de la vida que vuelve a brotar...

En el amanecer, lleno de inciertos y dudas, la vida vuelve a hacerse vida, con un pensamiento dispuesto a recibir los cálidos rayos del sol, creyente en el misterio de lo que nos ha sido revelado, se transforman en las horas más bellas de la vida, en la resurrección de la esperanza y la entonación de un nuevo canto al amor.

Esta es la noche en el pueblo de Israel caminará en oscuras y la antorcha del amor arderá por los siglos de los siglos, donde la paz inunde nuestras almas y alegría de este Domingo de Gloria perduren en nuestros corazones.

Principito
Desde mi principado para el Mundo


(La fotografía es propiedad de pankcho © 2009 Derechos Reservados por su autor)
Publicar un comentario