martes, 10 de noviembre de 2009

Disfraces

Mis conocimientos me han permitido hablar de cosas interesantes delante de los demás, para que sepan que he estudiado, para que comprendan el universo y conozcan secretos que estaban ocultos; y he visto, que algunos se pasean con vanidad, mostrando sus títulos, honores y posesiones, pero igualmente ignorantes de lo que realmente conforta y alimenta el alma.

Mi trabajo me ha permitido descabelladamente u oportunamemente usar el tiempo, para insertarme en sociedad, competir y ser cada vez más grande, dentro de un ámbito de posesiones que nunca me pertenecieron, que no fueron mías, y que jamás me pertenecerán; y delante de los otros, dar limosma a los menos afortunados y también a los faltos de esfuerzo, para que todos vieran mi generosidad, para que miraran y dijeran que era una persona de bien.

Y mi vida me permite comprender el sentido de amar, para demostrarme que jamás estoy solo, reconocerme en el otro, y compararme con aquellos que siguen sagradamente las líneas del presente, para saberme tan único y ver delante de mi aquella rosa que guarda el secreto del atardecer.
Principito
Desde mi Principado para el Mundo
Publicar un comentario