sábado, 3 de abril de 2010

El Silencio de Sábado Santo

Este es el amanacer, el susurro que viene suave y que cree en el misterio que se recibe beso a beso, multiplicando la luz. En medio de la ciudad canta el haberte sentido tan cerca, tan sereno y tan vivo como ayer. Mirando el sepulcro que esta vacío, una vida que se vuelve a sorprender y que aguarda en silencio.


Principito

Desde mi principado para el Mundo
Publicar un comentario