martes, 7 de mayo de 2013

Aún recuerdo, aún vivo, aún sueño...

Parece el slogan de una campaña corporativa de libros de historia, que invita a vivir prendidos del pasado. En realidad, es sólo una imagen de lo que aún conservo, de lo que soy, de lo que me queda a pesar de las vicisitudes de la vida.

¡La vida no es fácil! y no entraré en una discusión epistemológica sobre sus conceptos o sentidos. Sin embargo, no me agrada sentir que la nada se apodera de todo. En estas últimas entradas, estos últimos días, me he quejado de la insensatez de los días. Insisto en la idea que los días pasan demasiado rápido, como dijera la negra:

"Así como todo cambia, que yo cambie no es extraño..."

Siempre guardo un poco de polvo de estrellas, para iluminar los días oscuros. No siempre resulta, a veces sólo aumentan la oscuridad... Siempre adelante, siempre alto.

Principito | Soñando letras, escribiendo sueños
Publicar un comentario