lunes, 27 de febrero de 2006

Entre el Nacer y el Morir

princiipito.blogspot.comJusto antes de que caiga el sol, mi reino se vuelve oscuro, sin vida y con una parsimonia casi desesperante, en cada esquina y en cada rincón hay un corazón herido y sangrante. Son infinitas historias que se construyeron bajo su luminosidad y que ahora se esfuman con el último brillo de sus rayos.

La tarde se diluye, dando paso a la penumbra de la noche, así termina por envolver este mundo de sentimientos extraños y lleva a sus gentes donde no quieren ir; “a lo que ya no es” y que le resultan incompresibles, en medio de una fiesta dedicada a la duda y la confusión.

Es en esa misma noche cuando vibra el alma con más fuerza, esperando encontrar alguna luz, alguna respuesta... Así y antes que el sol vuelva deleitarnos con sus rayos, el espíritu del hombre se entrega a las manos del azar y termina por morir, en una danza llena de dolor y desconsuelo....

Y se entrega a la muerte, porque sabe que en este nuevo amanecer, se le devolverá la vida, podrá levantar castillos y vivir intensamente esta nueva oportunidad...

Pero su ingratitud y su orgullo, cegaran su ánimo y se olvidará de todo lo que ha aprendido, justo antes que caiga el sol...


Principito
Desde mi principado (esperando un nuevo amanecer...) para el Mundo
Publicar un comentario