sábado, 11 de marzo de 2006

Cápsulas

princiipito.blogspot.comDonde el tiempo parecía detenido y la brisa golpeaba suavemente sus cabellos, ella miraba como caía lentamente la tarde, como la noche se acercaba y como la vida pasaba ante sus ojos; su mirada estaba perdida, quería mantener los recuerdos de su niñez, pero el paso de los años y sus propias desdichas habían dejado su marca.

En su mundo y en el fondo de su corazón, habitaba la imperiosa necesidad de escaparse, volar hasta donde nadie ha llegado y allí establecer su reino, gobernarlo con toda propiedad y sobre todo encontrar un sentido a su existencia.

Muchos pensaban que estaba loca, pues se entregaba a la muerte en cada anochecer y buscaba “lo que ya no es...” y conseguía “lo que nadie quiere...”

Pero esta noche, la luna ilumina su soledad y la impaciencia se volvió una virtud, despertó de aquel sueño en donde encontró una rosa, junto a su corazón...

(Ves que al fin lo publiqué....)

Desde mi Principado para el Mundo
(La imagen es de gentileza de Jenny Rollo, Australia; www.dezignit.com)

Publicar un comentario