jueves, 24 de agosto de 2006

En este día...

No se si quedan amigos…
No sé si existe el amor...
La vida me guía hasta el sol, el mar sin quererlo va dominando las horas de este loco corazón, para que haga planes, para que busque la parte que le corresponde en este mundo, así rompe corazones, trata de unir otros tantos, pero nada encontrará para el, eso que le de su aliento, que le haga superar su dolor, antes de que el mar domine sus horas.
Que toda tu risa le gane al dolor…
Que todo amor te haga creer…
Que sobre las montañas, sobre los árboles y los océanos de esta vida, allí estaré… esperando a que te decidas ver que en esta fría noche estoy yo, escondido tras de mi… aunque creas, irónicamente que tengo el don de la manipulación; contaré eternamente los segundos para dejar de creer en mi.
Y es muy grande la ciudad…
Y debes dejar lo que más quieres…
No se si quedan amigos…
No sé si existe el amor…
La vida me guía hasta el sol, el mar sin quererlo va dominando las horas de este loco corazón, para que haga planes, para que busque la parte que le corresponde en este mundo, así rompe corazones, trata de unir otros tantos, pero nada encontrará para el, eso que le de su aliento, que le haga superar su dolor, antes de que el mar domine sus horas.
Que toda tu risa le gane al dolor…
Que todo amor te haga creer…
Que sobre las montañas, sobre los árboles y los océanos de esta vida, allí estaré… esperando a que te decidas ver que en esta fría noche estoy yo, escondido tras de mi… aunque creas, irónicamente que tengo el don de la manipulación; contaré eternamente los segundos para dejar de creer en mi.

Principito Desde mi Principado para el Mundo
Publicar un comentario