jueves, 11 de noviembre de 2010

Vivir para Amar es... ¿Vivir Feliz?

Más allá de nuestros horizontes dispersos y sesgados, aún existe ese lugar que nos acoge, una ciudad que se esconde bajo el pálido cielo; pese a ello y con todo optimismo, abunda un sentimiento de libertad, que se ilumina al calor de un mágico sol .

Y nos aferramos a un montón de dudas que nos amargan, nudos que limitan, obligaciones que nos llevan a vivir bajo una estructura que parece rígida y pesada;. Intentamos salir de la normalización, aquella que parece haberle ganado a los sueños; si bien, es demasiado irresponsable afirmar que ya no existen esperanzas, sabemos que dentro de cada ser, existe el compromiso por remar hacia un horizonte mejor. Lo que sucede es que cada vez menos son los que se atreven a vivir momentos de felicidad, y chocan con una mayoría enfranscada en la búsqueda de la felicidad plena, como si vivir fuera solo eso.

Nuestros miedos y victorias, los sueños y desolaciones, todos aquellos pensamientos y sentimientos que se encuentran ocultos, en lo más profundo de nuestro interior, se hacen realidad cuando somos capaces de creer en nosotros. Probablemente nos hemos visto saturados de modernidad, de tendencias, de índices y construcciones culturales que se venden ante nuestros ojos. Es necesario volver a mirar nuestro interior, no en un sentido individualista, ni muchos menos de ensimismarnos; sino en proyección hacia el otro, los otros y la sociedad. Aprendamos, entonces, a re-valorar las simplezas de la vida, sus complejidades, sus desafíos y sus problemas, dejando fluir las emociones que nos liberan, nos comprometen, nos construyen ideales y nos dejan alegrías para siempre.


Principito - Desde mi Principado para el Mundo
 ("Love God and your neighbor 1" es propiedad de sraburton © 2007 Derechos Reservados por su autor en http://sxc.hu)
Publicar un comentario